Thu12182014

LAST_UPDATEThu, 29 Nov 2012 11am

Back You are here: Home Prevención Salud Protección y ayuda a la fertilidad Causas de infertilidad en mujeres y hombres

Causas de infertilidad en mujeres y hombres

A continuación se detallan las principales causas de infertilidad tanto en las mujeres como en los hombres

  1. Causas en las mujeres

Las principales causas femeninas de infertilidad son:

  • Imposibilidad para ovular o para hacerlo regularmente (trastornos ovulatorios).
  • Bloqueo de las trompas de Falopio (obstrucción tubárica).
  • Endometriosis.
  • Otras causas, como problemas del útero.

 

En la figura número 9 se muestran las principales causas, pero hay que tener en cuenta que los porcentajes varían según el año de valoración, etc. Por ejemplo, según los datos del Registro Español en Técnicas de Reproducción Asistida, la indicación más frecuente para la realización de FIV/ICSI (fecundación in vitro/Inyección intracitoplasmática de espermatozoides) ha sido el factor masculino en el año 2004 (36,2%) siendo dicho porcentaje del 30,8 en el año 2003.

En general, los trastornos de la ovulación están provocados por una deficiencia de alguna hormona, aunque también pueden aparecer problemas cuando los ovarios son resistentes a niveles normales de hormonas. Además, también existen trastornos de la ovulación en los casos en los que los ovarios faltan, están dañados o son patológicos.

Existen pocos signos y síntomas específicos de los trastornos ovulatorios y hormonales. Suelen identificarse cuando una mujer consulta porque no tiene ciclos menstruales (amenorrea), sus ciclos menstruales son irregulares o infrecuentes (oligomenorrea), ante una pérdida de peso excesiva, galactorrea (secreción de leche por la mama) o hirsutismo (crecimiento anormal o excesivo de vello en el cuerpo y la cara).

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno de la ovulación y constituye la causa más común de alteración ovárica en las mujeres en edad reproductiva y una causa muy importante de infertilidad. Las mujeres con un SOP tienen ovarios de mayor tamaño, con muchos quistes pequeños que, aunque benignos, pueden producir amenorrea u oligomenorrea y, por ello, infertilidad. En las formas más leves de SOP, la mujer puede no tener anomalías menstruales y puede ovular normalmente, pero a menudo tarda más de lo normal en concebir. En los casos moderados hay irregularidades menstruales y la forma más grave se caracteriza por obesidad, hirsutismo, amenorrea y la consiguiente infertilidad.

La inflamación de las trompas de Falopio (salpingitis) se asocia con un alto riesgo relativo de infertilidad. Aproximadamente un tercio de las mujeres que consultan para evaluación de infertilidad presentan signos y síntomas indicadores de problemas por anomalías uterinas o de las trompas de Falopio. Las trompas de Falopio dañadas o bloqueadas pueden reducir la fertilidad impidiendo que los espermatozoides alcancen el óvulo o impidiendo que el óvulo llegue al útero.

La endometriosis es un trastorno frecuente en el que el tejido que recubre el útero (endometrio) crece fuera de éste, pudiendo localizarse en los ovarios, las trompas de Falopio y las paredes de la pelvis. En el ovario, la endometriosis interfiere con el desarrollo de los ovocitos, en las trompas produce su fijación y dificulta la permeabilidad y en el útero diminuye la capacidad de implantación.

En casos mucho más infrecuentes, la infertilidad puede ser resultado de trastornos con un número anormal de cromosomas sexuales, como en el síndrome de Turner (ausencia de un cromosoma X). Aproximadamente una de cada 3.000 niñas nace con este síndrome. Los principales rasgos incluyen estatura baja, ausencia de desarrollo de las características sexuales secundarias o importante retraso de su aparición. Estas personas son inconfundiblemente femeninas en aspecto e identidad, si bien nunca desarrollan las características sexuales femeninas completas.

Existe un 10-15% de parejas en las que no se encuentra una causa justificada de infertilidad, aún después de haber realizado un examen riguroso.

2.    Causas en los varones

Las principales causas masculinas de infertilidad son los trastornos de los espermatozoides y las anomalías del aparato genital.

Dentro de las alteraciones de los espermatozoides, se encuentran la azoospermia (ausencia de espermatozoides en el semen), oligozoospermia (disminución del número de espermatozoides) , astenozoospermia (disminución del número de espermatozoides móviles), teratozoospermia (disminución del número de espermatozoides normales) y la oligo-asteno-teratozoospermia (anomalías del número, la movilidad y la morfología de los espermatozoides).

Dentro de las anomalías del aparato genital se encuentran la ausencia de canales deferentes, la falta de descenso de los testículos (criptorquidia), las anomalías de la próstata, el varicocele y la hipertrofia de los testículos. El varicocele es la presencia de varices en el escroto que pueden producir una disminución del número y de la movilidad de los espermatozoides.

Asimismo, tienen un efecto adverso sobre la fertilidad algunos tóxicos ambientales (como los pesticidas, algunas de las sustancias químicas usadas en las pinturas, tintas de imprenta, adhesivos y metales como el plomo, cadmio y mercurio). El tabaco también tiene un efecto leve, pero negativo, sobre la formación de espermatozoides. Pueden alterar también los espermatozoides algunos fármacos (sulfasalazina), los esteroides anabólicos y los antineoplásicos (fármacos empleados para el tratamiento del cáncer).

Diagnóstico

Cada clínica dispone de sus propios protocolos de actuación que adaptan a cada pareja. Tras las primeras consultas, los especialistas deciden cuáles son los análisis, pruebas y valoraciones necesarias en cada pareja. Además, en las primeras consultas, el especialista y el personal de enfermería comentan la información básica sobre la esterilidad y la infertilidad y responden a todas las dudas que las parejas les planteéis.

Las pruebas diagnósticas que os pueden realizar son diferentes en cada caso. A continuación se comentan de forma más detallada, pero debéis tener en cuenta que algunas de estas pruebas sólo se realizan en casos muy concretos y no de forma rutinaria.

El diagnóstico de la esterilidad se basa en el estudio de 4 puntos fundamentales:

  • La producción de espermatozoides.
  • La producción de ovocitos.
  • Las posibilidades de unión de losespermatozoides con el ovocito.
  • Las posibilidades de implantación.

En general, las pruebas imprescindibles para el diagnóstico de la esterilidad son:

  • Seminograma.
  • Determinaciones hormonales basales.
  • Progesterona en la fase lútea media.

Las pruebas aconsejables, que dependen de cada caso, son:

  • Nuevo seminograma.
  • Test de Clamidias.
  • Laparoscopia.
  • Histeroscopia.
  • Test postcoital.
  • Histerosalpingografía.
  • Bioquímica: prolactina, andrógenos,resistencia a la insulina, etc.
  • Volumen ovárico.
  • Cariotipo.

Análisis de semen o seminograma
El seminograma es un análisis del semen o esperma, en una muestra recogida mediante masturbación, habitualmente, después de una abstinencia sexual de 3-5 días. En la muestra se valoran las características físicas del semen, la densidad de los espermatozoides y su motilidad y morfología (características celulares).

Histerosalpingografía

Es un examen radiológico en el que se inyecta en el cuello del útero un colorante (‘contraste’) que se desplaza a las trompas de Falopio. Permite observar la forma y posible presencia de anomalías en el útero y la permeabilidad de las trompas de Falopio.

Determinaciones hormonales basales

Las hormonas determinadas habitualmente son estradiol, FSH, LH y prolactina. Para la realización de un análisis se extrae una muestra de sangre y sus resultados indican si los ovarios y la hipófisis funcionan correctamente.

Progesterona en la fase lútea

Valor de la hormona progesterona en la sangre. Se determina en una muestra de sangre extraída alrededor del día 20 del ciclo.

Test de Clamidias
Para determinar la presencia de una infección por clamidias.

Laparoscopia
Esta prueba quirúrgica se realiza con la introducción de un aparato llamado laparoscopio, a través de una incisión abdominal muy pequeña (poco más de un centímetro en el ombligo). Esto permite examinar la cavidad abdominal y visualizar los órganos reproductivos de la mujer (figura 10).

Histeroscopia
Es un examen complementario del anterior en el que se visualiza la cavidad uterina y las trompas de Falopio mediante el uso de un laparoscopio o tubo óptico muy fino.

Prueba postcoital o de Hühner
Es una de las pruebas más antiguas en la evaluación de la infertilidad y consiste en el examen del moco cervical 6-20 horas después de una relación sexual. Esta prueba debe realizase cerca del momento de la ovulación (día 10-12 de un ciclo de 28 días). Permite valorar la interacción entre el semen y el moco cervical y también la movilidad y forma de los espermatozoides.

Bioquímica
Determinación de los valores de algunas hormonas (prolactina, andrógenos, insulina, etc.). Se efectúa mediante una extracción de una muestra de sangre.

Cariotipo

Es el análisis de los cromosomas para detectar la posible presencia de anomalías cromosómicas. Se efectúa en una muestra de sangre. Un resultado normal no excluye que la causa de infertilidad sea genética.

Además, en casos de parejas infértiles, es decir, aquellas en las que la mujer se queda embarazada, pero aborta o tiene un parto inmaduro, deben efectuarse las pruebas que se indican a continuación.

Pruebas básicas para el diagnóstico de la infertilidad:

  • Cariotipo en sangre periférica.
  • Analítica general.
  • Determinación de anticuerposantifosfolípidos.
  • Biopsia de endometrio.
  • Ecografía endovaginal.
  • Histeroscopia o histerografía.
  • Cariotipo del material abortivo.

Las pruebas aconsejables, que dependen de cada caso, son:

  • Seminograma.
  • Estudios genéticos.
  • Estudio de FSH y E2 para descartar falloovárico oculto.
  • Diagnóstico genético preimplantacional.

Todas estas pruebas ya han sido comentadas, excepto la determinación de anticuerpos antifosfolípidos, la biopsia de endometrio, la ecografía endovaginal y la histeroscopia o histerosalpingografía.

Determinación de anticuerpos antifosfolípidos
Esta determinación se repite en dos ocasiones, con un intervalo mínimo de 8 semanas.

Biopsia de endometrio
Permite conocer como se modifica o prepara el endometrio como consecuencia de una ovulación. Se realiza de forma indolora por aspiración de la mucosa endometrial mediante una cánula que se introduce en el canal cervical.

Ecografía endovaginal

Esta prueba se realiza con ultrasonidos y permite examinar la morfología de los órganos genitales internos (útero, ovarios y las trompas) y vigilar la respuesta del ovario (número y tamaño de los folículos) y del útero (espesor del endometrio en respuesta a la ovulación).

Histeroscopia

La histeroscopia es un procedimiento que permite la visualización directa de la cavidad uterina y las trompas de Falopio mediante el uso de un laparoscopio o tubo óptico muy fino.